Dos meses más tarde. Cien años más viejos (2ª Parte)

retrato-del-dc-haustein-chistrian-schad

Retrato del Dc.Haustein. Christian Schad 

El sol de septiembre no conseguía calentar a Verushka. Era la primera vez que  salía al aire libre desde su ingreso en aquella clínica de desintoxicación a finales de julio. La habían encontrado inconsciente en la habitación del hotel. El polvo blanco proporcionado por su manager había resultado demasiado puro. Después de haber tocado fondo, entre espasmos helados, aulló de miedo aspirada por un mundo subterráneo enterrado bajo paletadas de cocaína fraguada en alcohol. Pasadizos oscuros. Francotiradores con puntería certera. Balas perdidas de infancia triste con sabor a col averiada. Cartuchos oxidados de familia larvada en la estrechez de una habitación exigua. Y en una esquina, de repente, el fulgor de una bomba de napalm. A los quince años, al salir del colegio, un agente de modelos, en busca de estrellas, se había fijado en ella… Su Pigmalión la había alojado en un piso con vistas a la Plaza Roja. Le habían enseñado a moverse, a vestirse, a maquillarse. Al terminar el aprendizaje, deslumbrada, había escrito su nombre, en mayúsculas, encima del vaho perfumado del espejo del lujoso cuarto de baño… 
Al día siguiente su benefactor le había llevado a visitar a su familia realojada  en un piso decente. Aquella misma noche se arrogó el derecho de pernada. Verushka enterrada viva bajo aquel hombre, cincuenta metros cuadrados de cemento sin fraguar con las pisadas de los padres machacándole la cabeza.
Cada mañana se frotaba la piel con un guante de crin. Ahora, a pesar de la dureza de la cura, se encontraba a gusto en la asepsia de la clínica. Agradecía ser tratada como una persona desvalida. Apreciaba la monotonía apaciguadora del lugar, los barrotes de las ventanas y los altos muros rodeando el parque. No tenía que interpretar ningún papel, la imagen quebradiza devuelta por el espejo correspondía a su ser más íntimo.
Por primera vez desde hacía dos meses se había vuelto a poner su ropa de calle. Metió las manos en los bolsillos de la chaqueta y noto una tarjeta arrugada. La sacó. Marc. Marc Dufour. Al pronunciar su nombre le asaltaron recuerdos táctiles por su cercanía. La complicidad instantánea, el reconocimiento inmediato de un cuerpo amorosamente adaptado al suyo, las miradas gozosamente licuadas. La luz limpia de la mañana bañando el corpachón de Marc, niño acurrucado y dormido entre sus brazos. Y como un eco lejano el roce de los pies huyendo subrepticiamente llevando en volandas su cuerpo avergonzado. Viejo y sucio.
Cogió el móvil. Bailaban los números. Bizqueando por el esfuerzo consiguió marcar las cifras. El esqueleto agazapado en la oreja escuchó un zumbido breve seguido de una fracción de silencio quebrada en su nacimiento por el sonido fresco de una voz desconocida y juvenil:
“Marc, soy Verushka. ¿Te acuerdas de mí?”

6 pensamientos en “Dos meses más tarde. Cien años más viejos (2ª Parte)

  1. Cada paso que das es para mejor, más descriptible y sugerente. Sin duda trabajas más que motivada.
    Te dejé un comentario en mi ventana que bien podría haber dejado aquí, aunque así me da tiempo a reflexionar sobre las tonterías que escribí en el primero.

    Un Cálido Saludo desde Sing-Sing

  2. Me encanta la elegancia que gastas para decorar tus relatos.
    Date una vuelta por aquí, es una buena web de referencia literaria.

    Saludo en retroactivo.

    • Gracias por las alabanzas pero como sigas así me voy a volver muy creida! Y gracias por la web proporcionada, ahora mismo la voy a consultar.

  3. Hola Anne,
    tu relato tiene una fuerza descriptiva impresionate, unas metáforas preciosas… en fin me ha gustado mucho. Es la primera vez que leo algo tuyo pero volveré por aquí 🙂

    • Gracias Cristóbal por animarme y por pasarte por mi blog.
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s