Soñando en Fuerteventura

clarklittle4[1]
Clark Little

Cuando me pongo delante del ordenador, ansiosa por escribir un pequeño relato, me entra un gran desasosiego. Me siento muy sola delante de la pantalla vacía, muy perdida. El bosque de Caperucita se despliega delante de los ojos, profundo y oscuro. Lo malo es que ya no soy una niña, no voy vestida de rojo y no me espera ningún lobo, divertido y feroz. En cuanto a mi abuela hace ya mucho tiempo que el lobo se la comió. No de un bocado. Sino muy despacio, masticándola a consciencia. Detrás de los arboles, un oleaje suave lame rocas volcánicas que el mar no consigue pulir. Algunas están recubiertas de algas de un verde muy claro, verde tierno de una pradera en primavera, después de la lluvia. Huele a yodo. Escribo clorofila. Unos caballos pura sangre pastan, lustrosos, en la punta más extrema de un pequeño promontorio. Un pescador, ajeno a su presencia, sueña, prendido al anzuelo, la cabeza despejada del chillido punzante de gaviotas. Rebosante de olas. Va calzado con sandalias de goma, los pies protegidos de las rocas puntiagudas. Escribo en una libreta. La mina cruje encima del papel. La arena de la playa, suave y fina como harina de repostería se ha colado entre las hojas. No es blanca pero lo parece, enclavada en lava negra. El agua está turquesa, fresca pero no fría y completamente transparente. Las letras se han convertido en un dibujo infantil . Un poco desdibujado por las gotas que caen del pelo y de paso escuecen los ojos.

6 pensamientos en “Soñando en Fuerteventura

  1. Ya le sacas punta al desasosiego, y todo desde la página en blanco.
    Yo tengo por costumbre, antes de ponerme ante el monitor, dar un triple salto mortal y caer en la silla con los dedos extendidos como un pianista, listo para la función literaria. Eso me estimula a crear las primeras frases.
    En otra ocasión te contaré que hago cuando no encuentro un final con Vincente.

    Ronde de Nuit

    • Tienes razón, hay muchos lobos. Diría que más bien pululan. Pero ¿tú crees que hay alguno divertido? En cuanto a cruel, como si no lo hubiera dicho.
      Te mando un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s