Elucubraciones veraniegas (1)

 FERMANVILLE VERANO09 011

La ventana se divide en dos hojas de cristal cargado de nubes./
Seis cuarterones, tres en cada hoja, parcelan el cielo./
La durmiente recién pintada, reposa sobre el alfeizar,/
verde de musgo, amarillo de liquen./

Mi abuela los días de tormenta, se santiguaba. Al rezar,/
murmuraba: Amén./
Amén, aparte de rimar con liquen,/
era mi abuela comprimida en una palabra,/  
saquito de huesos sepultado a tres metros bajo tierra./

En la tierra, al lado de la ventana, crece su rosal,/
flores  enredadas en el cerco, inodoras, detrás del cristal./

2 pensamientos en “Elucubraciones veraniegas (1)

  1. Dear Anne… Qué hermoso lugar el de tu remembranza, en donde la imagen y las palabras se conjugan.
    En california construí casas así, con la particularidad de que las piedras eran falsas y la madera de la puerta era recién envejecida con ácidos. Tus palabras movieron mis recuerdos también.
    Saludos

    • Dear Michaelangelo, granito verdadero o falso, puertas viejas o envejecidas, que importancia tiene? Ninguna. Tu y yo tenemos recuerdos construidos con diferentes materiales en continentes distinctos y sin embargo remembranzas muy parecidas.
      Reconforta pensar que al rascar un poco muchos seres humanos tenemos un esencia parecida.
      Un saludo desde mi aldea normanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s