Carta de despedida.


Querido 2009,
Adivino tu cara de asombro al ver escrito, en lugar de tu nombre, una cifra, aunque no te debería sorprender, tú que calificabas mi agenda de impecable cuaderno de bitácora. ¿Acaso pensabas que ibas a escapar a mi manía de clasificarlo y ordenarlo todo? Siento decirte, cariño, que en mi fuero interno siempre fuiste un número. Sí, un número, el último de una larga lista. ¡Adivino tu boca enojada esbozando una palabra que no me corresponde! No te precipites, la lista de tus predecesores es infinitamente más corta, aunque, noblesse oblige, el número exacto pertenece al secreto del sumario. Y, obviando alguna que otra pequeña incursión en el pasado, siempre te fuí fiel.
Aclarado el código secreto que ocupabas en mi corazón, el simple uso del pasado imperfecto te habrá sugerido (aunque la sutileza nunca fue tu fuerte) que esta carta es de despedida. Aún en la distancia, puedo ver una densa sombra de incredulidad nublar tus ojos. Tus ojos ciegos ante mi hartazgo provocado por tus ataques de ira intempestivos, tu soberbia, tu falta de humanidad, tu caótica sexualidad. Sí, caótica, y no te ofusques. Un día, ardiente como un volcán en erupción, otro, pegajoso como un tornado, otro, lacio y aguado como un sauce llorón y, últimamente, gélido como un iceberg a medio derretir… sin contar las largas épocas de sequia. Comprenderás que así, yo, por lo menos, no puedo vivir.
Y además, querido, como tus predecesores siempre me dejaron plantada el treinta y uno de diciembre ,al sonar las doce campanadas, tales cenicientas en apuros, me voy a dar el gusto, por primera vez en mi vida, de inversar los roles.
Ha llegado la hora de la despedida. He quedado con tu ¿¡¡¡RIVALl!!!? (Déjame con la incógnita). Acudiré con adelanto. Un adelanto premeditado. Unos días en solitario para tener tiempo de bucear entre los errores que llevaron nuestra relación al fracaso, tener tiempo de pescarlos, masticarlos, digerirlos, y, así, concederme la oportunidad de poder surgir, renovada y llena de ilusión, ante tu sucesor ya catalogado en mi cuaderno de bitácora como el 2100, ¡perdona el despiste!, como el 2010, por supuesto.
Pese a todo, seguramente en algún momento, echaré de menos nuestra fugaz relación.
Anne.

15 pensamientos en “Carta de despedida.

  1. Qué amante más veleidoso!. Qué relación tan tortuosa! Idas y venidas como las estaciones, como los días de la semana, como las fases de la luna.
    Tú al menos puedes enterar su término en la doceava campanada. Muchas conozco que se han quedado congeladas en el que ya se ha ido.
    No digo un abrazo, porque es mala suerte antes de la medianoche , pero si cariños sinceros y el agrado de leerte como siempre.
    Saludos señora emancipada. Lo mejor para el siguiente 🙂

    • chrieseli, a ver que tal nos resulta a todas el numero 2010. No tengo prejuicios y estoy dispuesta a compartirlo! En Francia para desear suerte decimos una palabrota: merde y encima le añadimos una potencia ,1000 por ejemplo. Asï que esto te deseo para el año que viene.

  2. Anne, ¿no tendrás pensado irte al Extremo Oriente para encontrarte con 2010 bastante antes que nosotros? A mí ya me gustaría irme un fuso horario más allá, pero estos días no puedo. En cualquier caso, 2009, con sus muchos defectos, se nos está muriendo (no me apena), y ya no nos viene de unas cuantas horas…
    Je te souhaite un bon réveillon : que tu rencontres 2010 avec plaisir et qu’il te soit fidèle !

    • Albert, tienes el don de la adivinanza, me pillas haciendo maletas hacia el pais del sol naciente, no vaya ser que me quiten a mi anhelado numero 2010! Espero, por lo que a mí me toca, que me sea fiel… 365 días et 365 noches. Con esto me conformo.
      Te deseo una feliz nochevieja y entrar con buen pie en el nuevo año que nos espera.

  3. Eres dura conmigo ahora que estoy viejo y cansado.Sabes que tengo contadas las horas y ni aun así tienes piedad conmigo.Aún recuerdo las esperanzas que tenías puestas en mí hace poco menos de un año. Yo lo era todo para ti.Era el portador de todas tus ilusiones.Vivías aferrada a mis días y mis noches.
    Mírame ahora,sólo y abandonado.Me dejas por un niñato que nada sabe de la vida.Estás deslumbrada por las promesas que te hace y no te das cuenta, no quieres darte cuenta de que te engaña.
    ¿Que he hecho yo para que me trates así?
    Algún día me recordarás y sufrirás por no poder volver a mi lado. Será demasiado tarde. Yo ya me habré ido.

    Que seas feliz

    Tu viejo y cansado 2009

    • jusawami, al abrir tu carta por poco me hecho a llorar. ¡Cómo no me voy a acordar de la lluvia resbalando, dulce, sobre las mejillas, del olor de la glicinia, del mar embravecido, de los copos de nieve tan suaves y tan fríos, de las risas y sonrisas, de tantos momentos aparentemente anodinos y sin embargo tan llenos de sentido! ¡Di, como no me voy a acordar! Pero querido 2009, mi desición está tomada y me voy corriendo a intentar ser feliz con un jovenzuelo desconocido, no tengo nada que perder y todo por ganar, mi único riesgo es el empate.
      Recordarte por último, tu lema preferido: la autocomplasencia es muy mala consejera, ¡arriba estos anímos, viejo y cansado y, si me lo permites, algo cínico 2009!
      Sin embargo, a pesar de todo, has dejado huella en mi y te tendré siempre en un lugar de mi recuerdo.
      Anne

  4. Un buen momento para cortar heridas por lo sano, amputando relaciones. Una idea original para despedir el año que como mal amante ha sido tan tortuoso para el mundo occidental en general. Aunque la verdad yo no puedo quejarme. Te deseo todo, todo, lo mejor para el 2010 y sobre todo que tu musa nos siga deleitando.
    Un beso

  5. Explicação antecipada
    Conforme prometido, aqui passou no dia 31 no seu caminho para Ocidente. Perdeu-se no mar como a briza da tarde, deixando no seu lugar um seu irmão, nascido do fogo de artifício da meia noite.
    Nunca te quis nem mal nem bem, segundo disse.Passou por ti,deixando-te mais rica com o pó das coisas que a memória, dia-a-dia, te irá relembrando. Passou por ti como quem
    “colhe as flores e gosta delas e esquece-as”
    Um Novo Ano muito bom. Continua a escrever para ti. Nós gostamos.

  6. Suscribo lo arriba referido. Sin embargo podría sugerir algo sobre la despedida a la francesa o, hablando de ordenadores, preguntar quién organiza a quién. Pero hoy no toca. Entre nosotros, te confesaré que voy loco por enterrar bien hondo este año pasado.

    Pásatelo bien, sé que lo harás, y buen comienzo de año.

    Mándame una postal made in japan

  7. Xico, indudablemente los años, lo queramos o no van dejando su poso, a veces ligero como un soplo perfumado, y otros, tóxico como una marea negra.
    Como me consta que te gusta Paul Eluard y creo que te gusta la literatura, te dejo una reflexión suya. En francés!
    “Il nous faut peu de mots pour exprimer l´essentiel; il nous faut tous les mots pour le rendre réel”
    Te deseo una muy feliz nochevieja llena de fuegos artificiales!
    Hasta el año que viene.

  8. Eduard, te diré que en Francia decimos despedirse a la inglesa! Al fin, cosas de vecinos.
    Si el año 2009 no ha sido generoso contigo, deseo de corazón que el 2010 se porte contigo como es debido, o sea con magnificiencia.
    En cuanto a mandarte una postal desde el país del sol naciente me va a resultar imposible cumplir tu deseo. Tus amigas niponas, las asesinas al por mayor me tienen retenida en un zulo. Por cierto, se unen a mí para desearte una muy feliz nochevieja.
    Flor de loto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s