Réplica en prosa a un poeta.

Matisse como pretexto. Manolo Valdés.

Soneto 532. 

Y vuelve el pensamiento, aún y siempre

a ti, que desde lejos me haces señas

y yo, que con cerebro y corazón

recorro del amor la hermosa senda

que a ti me lleva, al afecto sincero

que tú me ofreces, casi me enarbolo

con todos los sentidos y en mis rimas

del antiguo deseo te digo el fuego.

Y si de la presencia la alegría

la envidia nos inhibe de los cielos,

que goce al menos la imaginación

fingiendo de los cuerpos nuestra unión,

y se estremezca así feliz la piel

de tristeza y pudor en el repudio.

 Raffaele Pinto.

Réplica en prosa.

Los segundos se suceden tras  la pantalla del despertador hasta encadenarse en minutos. La alarma suena a las ocho en punto. Como cada noche te has infiltrado en mis sueños. Enciendo la luz y con ella borro tu recuerdo prendido en la penumbra. Abro las persianas y las ventanas de par en par. La vida de la calle me sacude como un vendaval. Tengo que olvidarte.

Enciendo el ordenador, abro el correo. No puedo evitar releer tu último mensaje, cariñoso desde la distancia, desde que te fuiste. Me preguntas que me parece  Joaquín, aquel colega tuyo que me presentaste en casa de Julia- Un hombre encantador, hecho a tu medida, Julia me dice que está loco por ti- Escribes loco por ti en mayúsculas y negrita. Loca por ti estoy yo sin negrita y tan minúscula que ni te lo imaginas, aunque recuerde que hoy he decidido olvidarte.

He aceptado la invitación a cenar de  Joaquín, faltan cinco minutos para que pase a recogerme. Hoy te voy a olvidar, de hecho lo estoy haciendo. Solo me falta coger la pashmina para resguardarme del frescor de la noche y alejarme de ti. Me envuelvo en ella lista para salir, el olor de tu cuello me invade impregnado en su tejido. Me la robabas, ¿te acuerdas?, me la robabas en invierno, la usabas de bufanda.

Mi boca se hunde en tu cuello, mi nariz en tu pelo, tus manos reptan a lo largo de la cremallera de mi vestido de seda, tu preferido. Siempre te gusto el tacto de la seda, su desliz contra la piel. Te murmuro- nos están esperando no vamos a llegar-  Me callo dentro de tu boca, mi prisa es otra como también lo es mi espera hundida en la calidez de nuestro deseo. El timbre de la puerta suena tan, ¡oh! tan inoportuno cariño.

Aliso la seda del vestido, un hombre me espera al otro lado de la puerta, por las rendijas se cuela el aire frío del otoño. Me enrosco dentro del chal, aspiro tu olor hasta morir, hasta el olvido.

 

 El hombre que anda. Giacometti.

Un párrafo reescrito por Ernesto. Un poema.

Mi boca se hunde en tu cuello,

mi nariz en tu pelo,

tus manos reptan a lo largo de la cremallera

de mi vestido de seda,

tu preferido.

 

Siempre te gusto el tacto de la seda,

su desliz contra la piel.

Te murmuro

-nos están esperando no vamos a llegar-

 

Me callo dentro de tu boca,

mi prisa es otra

como también lo es mi espera

hundida en la calidez de nuestro deseo.

22 pensamientos en “Réplica en prosa a un poeta.

  1. Cada verso tiene su anverso y reverso y posiblemente en estas tus líneas se han fundido bajo el temple de las sílabas clandestinas y hurtadas al silencio.

    Se amanceban como amor y desamor y una es agua y otra es Sed…

    SIMBIOTICAMENTE POÉTICOS :))

  2. Mi boca se hunde en tu cuello,
    mi nariz en tu pelo,
    tus manos reptan a lo largo de la cremallera
    de mi vestido de seda,
    tu preferido.

    Siempre te gusto el tacto de la seda,
    su desliz contra la piel.
    Te murmuro
    – nos están esperando no vamos a llegar-

    Me callo dentro de tu boca,
    mi prisa es otra
    como también lo es mi espera
    hundida en la calidez de nuestro deseo.

    ¿Prosa, poesía? Tal vez ¿prosa poética?

    El broche: Giacometti. Todo un placer para la noche del viernes.

    Beso.

    • Ernesto estoy emocionada. Has descubierto dentro de mi texto una poesía que me gusta, ¡no como la del otro día!, ¡eres un poeta y yo sin saberlo! Tu gesto, a parte de la gentileza que conlleva, me encanta porque hace que la escritura viva bajo otra mirada, que es lo que justamente intenté hacer con el soneto de Rafaelle ¿Te molestaría que añadiese la poesía al final del post, firmada por ti por supuesto?
      Un gesto muy bonito Ernesto. Je suis vraiment touchée.
      Un beso,

  3. Me gusta esta idea de anverso y reverso de un soneto. Que original, que sentida esa prosa que intenta arrancarse del pellejo otras caricias. Un saludo

  4. Simplemente, me ha traspasado una nostalgia que no me corresponde, pero que se nota tan honda y tan digna que me llega desde tus tierras a través de la pantalla y me alcanza y me envuelve. Una belleza más Anne y cada vez mejor…qué alegría de haberte encontrado y de poder leerte. Un fuerte abrazo!

  5. Gran engranaje Anne.Me ha gustado la imagen del olor de la pashmina trayendo de lejos recuerdos y sensaciones.
    “que goce al menos la imaginación
    fingiendo de los cuerpos nuestra unión”
    Salut

    • Micromios, me gusta la palabra engranaje para mi experimento, así que gracias. Para traer recuerdos, para “que goce al menos la imaginación” creo mucho en el poder del olfato, de allí mi elección de la pashmina.
      Un saludo,

    • Querido rub, compartir es hermoso. Que te dejen una poesía para poder compartir escritura es muy generoso y muy hermoso, como hermoso es tu comentario.

  6. Anne, acabo de entrar de nuevo a tu espacio; lo primero agradecerte tu s palabras y señalar que el honor me lo haces tu a mi al apreciar mi comentario, con el que pretendía hacerte ver el alma de poeta que llevas dentro. creo que lo has visto y espero que no dudes nunvca de esa capacidad para la poesía que tienes.
    C’est un plaisir pour moi, merci beaucoup. Un beso.

    • Ernesto, te estoy muy agradecida por haberme hecho ver algo que no veía. En cuanto a tener alma de poeta creo que la tengo, como muchos de nosotros, pero de allí a saber explicar lo que siento con la concisión y el ritmo que requieren la poesía, creo que hay un gran paso, aunque como soy muy cabezota lo seguiré intentando.
      Un placer poder intercambiar impresiones contigo.
      Un beso,

  7. Anne
    Mais um texto muito conseguido. Para falar do poema original e da tua prosa teriamos que falar de amor versus paixão,ternura versus sensualidade total…ou talvez apenas de duas pessoas em tempos diferentes.
    Real: o pormenor da “bofanda”. Imagem: “Me callo dentro de tu boca”.
    Não se volta ao mesmo lugar com os mesmos olhos, como não se escreve em poesia o que tão bem se disse em prosa.( perdoa o comentário).

    • xico, un amor pasado que una persona no quiere olvidar y que vuelve a vivir a través de la ficción. En mi texto utilizo el olfato, dicen que el sentido más arcaico y poderoso del ser humano, para desencadenar esta ficción llena de recuerdos sensuales.
      Gracias por el cumplido y un abrazo,

  8. Es lo que pasa cuando uno llega tarde a todas partes. Sólo me queda suscribir lo dicho, felicitar a los autores, quitarme el sombrero y partir por donde llegué.

    Siempre tuyo,
    Moi

    • En Francia a eso lo llamamos entrar y salir a la inglesa, quizá porque los ingleses tienen la costumbre de no mojarse.
      Nice to see you, dear.

  9. Me parece bello el ejercicio, pero más bello aún es la valentía de enfrentarse a un adiós.
    Como de costumbre Anne, la belleza de tus textos traspasa emociones y sensaciones, como si decoraras con ellas los sueños y recuerdos de los que te leemos
    Un abrazo

    • chrieseli, soy decoradora de profesión y me quedo estupefacta que se me note hasta en la escritura! Una no se rehace. Gracias por pasar.
      Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s