Visitando Normandía. Mi jardín (2).

 

 

De: Anne

Para: ti 

Enviado el: viernes, 15 de julio de 2011

Asunto: Ánima

__________________________________________________________________________________________________________________

 

He vuelto al leer el mail que te mandé y me doy cuenta que te he descrito mi jardín como si fuera inanimado, pero  mi jardín gime cuando el viento se cuela entre los pinos, se reviste de los crujidos de un vestido de muaré cuando la brisa aflora las hojas de los chopos de Holanda, la humedad de la noche lo  llena de estelas plateadas , huele a clorofila , a salitre, a tierra fecunda, los abejas llenan los parterres de su zumbido, borrachas del néctar de los lirios, del azul de las lavandas, los peces del estanque asoman la cabeza fuera del agua, se tragan un mosquito, se hunden de nuevo en medio de círculos concéntricos, la luz atraviesa las alas de las libélulas, las patas finas de las mariquitas cosquillean el dorso de mi mano mientras encojo como Alicia, los caracoles se pegan a la rugosidad de la hiedra, dos palomas gordas se arrullan, una nube de plumitas blancas  se cae en espiral al ritmo suave de su gorgojitos, una pandilla de cuervos ensombrece el cielo,  el gallo  del vecino  canta a mandíbula batiente, (¡sí mandíbula!), en el subsuelo carcomido por el topo, trotan caballos salvajes, late el mar y mi corazón lleno de semillas.

 

 

 

27 pensamientos en “Visitando Normandía. Mi jardín (2).

  1. Anne, le das voz poetica al jardin de tu infancia …me haces pernsar en mi jardín, era un patio que mi papá convirtió en terruño. Había un granado, un manzano y una parra de verdes, acidas. Tambien habian dor tortugas morrocoy, unas palomas maracaiberas, un gallo que se llamaba Jose-Jose, un gato que se llamaba arroz, un perro, un canario… Pero tu jardìn tiene una riqueza atravesada por la poética. Qué bonita foto, que bello jardín.
    Un abrazo!

    • Ana Maria, me siento muy próxima de los recuerdos de tu jardín, tan entrañables. Las flores del jardín se entrelazan cruzando océanos! Me alegro! Te mando un abrazo,

  2. Desde pequeña eras curiosa por los olores y por las formas. Estás oliendo unas flores y se refleja en tu cara una incipiente reflexión.
    Desde pequeñita ya prometías.
    Un abrazo lleno de margaritas.

    • Mercedes, has dado en el clavo, desde muy pequeña he sido muy curiosa y, aunque no lo parezca en la foto, era un trasto!
      Otro abrazo florido,

  3. Anne
    A ceia de Natal em casa de meus avós era um cerimonial. Na sala de jantar só os mais velhos se sentavam,ficando os pequenos num salão ao lado. Nunca cheguei a jantar com os grandes porque entretanto os avós morreram (que saudade!) e cada ramo da família começou a fazer a sua festa. Aos 6 anos de idade entrar naquela sala e ir agradecer e beijar a mão aos dois velhos era entrar num santuário de luz e calor humano.
    Só muitos anos mais tarde, já adulto, voltei a entrar naquela casa…Olhei e relembrei esses tempos, como a sala se tinha tornado pequena e a saudade grande…

    Tem isto alguma relação com o que nos contas?

    • xico, como me habías mencionado a Alicia, te he hecho un pequeño guiño en el texto! En mi jardín vuelvo, a ratos, a tener seis años, a convivir con los mayores, que emoción! Y cuando una mariquita se posa en mi mano me parece que el tiempo se ha detenido en el reloj normando que sigue teniendo el mismo tañido que entonces. Tenemos recuerdos parecidos y tenemos suerte de seguir emocionandonos con ellos!
      La niña de la foto le manda un abrazo al niño de tu jardín!

  4. Bonita foto…y hermosa metáfora de cómo deberíamos captar el Mundo, un Mundo cuya sutileza se nos escapa porque hemos perdido la pureza de los niños, la sensibilidad de los poetas y la curiosidad de los sabios.
    Saludos

    • arjuna, el jardín como metáfora de un mundo sutil, sutileza apta para todos lo públicos, siempre y cuando el público participe en la función. Muy bonito comentario, gracias.
      Un saludo,

  5. Anne, tu jardín ha dejado de ser una estampa clásica coloreada, como las imágenes de Ouka Lele… Ahora es realmente el jardín animado, como “El bosque animado”, aquella película de José Luis Cuerda (¿la has visto?) de hace más de veinte años. Y tú juegas en persona dentro de esa animación y te conviertes, queriéndolo, en personaje literario (“las mariquitas cosquillean el dorso de mi mano mientras encojo como Alicia”, ¡qué bello!).
    Trois bises à la normande !

    • Albert… las mariquitas las escribí para ti! Pero que conste que me encantan! Ójala supiera crear mundos como los crea Bárbara… no es mi caso. Tienes razón en que he intentado animar mi jardín y, qué pena!, no he visto el bosque animado, cuando vuelva a Madrid voy a remediar el fallo.
      Trois bises à la normande et merci pour le très gentil commentaire.

  6. Hace unos momentos, mientras mi esposa hacía unas ricas tortas, que no tartas, de carne de puerco deshebrada con col, cebolla y otras especies, plato tipico de la ciudad de Puebla, yo entraba a tu casa, le mostré tu jardín quedo fascinada ante tanta belleza, pero no leyó, lo que ahoa leo, acerca de las miles de cosas que suceden en tu jardín y que tú como buena testigo las ofreces con una delicada prosa… Besos y bellas noches tengas…Rub

    • rub, qué ricas las tortas de tu esposa, las puedo oler desde aquí! No sabes como me gusta que le haya gustado mi jardín y a tí su mundo! Besos a tu mujer y a tí un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s