El sol de Liv. Cuento de navidad.

El sol de Munch.

Con sus manos de anciana, Liv acariciaba las flores de hielo dibujadas sobre el cristal de la ventana. Liv amaba la belleza, la usaba como antídoto contra la tristeza. La espiaba, y cuando la encontraba, en una lectura, en una imagen, en la fugacidad de las nubes, o como ahora, en unas flores de hielo, se abrazaba a ella. Al calor de su contacto la mayor pena se disolvía como por arte de magia.

En el jardín de al lado, Annika y Greta, las niñas de los vecinos, jugaban.

 ¡Cuánto las quería! Percibía sus voces risueñas, el crujido de la nieve bajo sus pisadas y el ruido de sus manos amasándola ¿Estarían erigiendo un Santa Klaus como manda la costumbre, o intentando dar forma a un ser incongruente a la imagen y semejanza de uno de estos juguetes fabricado en la otra punta del mundo? Seguía sin acostumbrarse a la idea de que unos objetos elaborados en sitios tan lejanos pudiesen  llegar hasta Strovik, pueblecito perdido en un fiordo noruego.

 El mundo giraba, cada vez más veloz, su niñez pertenecía a un mundo extinguido donde se pasaba mucho frío en Navidad y donde no se usaban estrellas eléctricas para adornar la oscuridad. En el mismo momento en el que este pensamiento se estaba formando en el cerebro de Liv, un corta circuito lo electrocutó… tan violento, que Liv (que no resintió este fenómeno como interno sino como externo) tuvo que cerrar los ojos                          estaba jugando al lado de la ventana con la muñeca de trapo que le había traído Santa Klaus, cuando su padre se acercó con una sonrisa dibujada en la cara y las manos escondidas tras la espalda.

-¡Niñita, tengo una sorpresa para ti!

Liv, con la agilidad de la gata de la casa, se precipitó hacia su padre, lo contorneó y empezó a sacudir las manos enlazadas entre sí.

Es algo redondo, pensó al tocar las manos abombadas…

Es una pelota pequeña, razonó algo decepcionada.

Cuando su padre  abrió las manos,  Liv  pensó haber acertado: era una pelota. Una pelota naranja. Al cogerla, le sorprendió su tacto granulado, su firmeza blanda y, al acercarla a su nariz, su olor entre ácido y dulce.

-¡Liv… es una naranja! ¡Papá te ha traído una naranja! Una naranja que viene del país que tienes dibujado en tu libro de lectura, ya sabes, la estampa que tanto te gusta… donde el mar y el cielo se funden en azul, donde las flores crecen en la cuneta, donde los frutos cuelgan de las ramas de los árboles, donde los niños juegan medio desnudos bajo un sol que no te abandona…

Liv, alzó la naranja a la altura de sus ojos, la fruta empezó a girar como una peonza, cada vez más rápido,  como un sol alegre, loco y cálido… del suelo brotaron amapolas, de los muebles de madera salieron ramas empujadas por la savia, de las ramas nacieron hojas brillantes y, en medio de estas hojas… jugosas naranjas. El paisaje estaba bañado por una luz vibrante.  Liv  tuvo que usar sus manos  a modo de visera para poder apreciar el azul del mar y del cielo que tanto añoraba.

Soplaba una brisa ligera, y en ella, preservado como en un estuche, sonaba el eco de las risas de Annika y Greta. Bajo el calor de la mejilla de Liv, las flores de hielo abrieron sus pétalos llenando su olfato de un delicado perfume a azahar. Se sentía tan feliz que encadenaba suspiros y risas en completo desorden.

Cuando se hubo repuesto de sus emociones, se puso el abrigo, el gorro y los guantes, cogió la naranja, dispuesta a compartir el regalo con sus amigas. Salió con tal ímpetu que las estrellas de luz del árbol de navidad empezaron a parpadear a toda velocidad.   

P.S. dedico este cuento a Ernesto, así como a su familia, con todo mi cariño.

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

El año pasado, decidimos, entre unos cuantos colegas blogueros, escribir unos cuentos de Navidad y enlazarlos. La iniciativa nos resultó tan enriquecedora que hemos decidido repetir este año. Iré añadiendo los enlaces de los cuentos conforme vayan saliendo.

http://mercedesmolinero.wordpress.com/2011/12/12/mi-abuela-rosario/

http://apuntodecaramelo.wordpress.com/2011/12/14/con-el-ala-a-sus-cristales/

 Polvo de estrellas, en Navidad. | La Sinfonía de la Vida

http://pipermenta.wordpress.com/La navidad es un cuento

 http://conchahuerta.com/2011/12/16/cuento-de-navidad

http://minicarver.wordpress.com/2011/12/17/regalo-de-navidad/

 Hacia la navidad

Micromios Blog-A tiempo-

Un sueño…, en tiempos de Navidad…Cruz del Sur

Cuento de Navidad de Joaquín Sarabia

Don Sapo y la navidad de Rubén García García

http://transeuntenorte.blogspot.com/2011/12/la-voz-otros-debida-la-navidad.html

http://auniveaudelamer.wordpress.com/2011/12/17/christmas-dreams/

JusamawiNavidad y todo lo demás

60 pensamientos en “El sol de Liv. Cuento de navidad.

  1. Qué bonita evocación del Mediterráneo y su luz a partir del objeto mágico naranja! Yo misma, cuando vuelvo de viaje y empiezo a ver a los lados de la carretera los campos de naranjos valencianos, pienso: “Ya estoy en casa”! Es mi paisaje. Felicidades, Anne!

  2. Es gratificante encontrarte y sentir tu presencia en tu prosa, en tu cuento en el que has conjugado, el amor, la nieve, la piel de la naranja como simbolo del sol. Gracias por compartirlo querida Ann

    • rub, Navidad debería de ser siempre momento de compartir no solo regalos sino también vivencias, sentimientos… que es lo que intentamos hacer en este espacio. Gracias por leerme. Espero con impaciencia tu cuento. Un abrazo, querido rub.

  3. De alguna forma sabía no dejaríais del todo éste blog, y por ello me alegro, pues reencontraos aquí me hace de vos sentirme cerca.
    Beso Anne, felices fiestas navideñas
    :)**

  4. Todo lo que tu escribes es muy bello, Ann, no lo dudes y no apagues esa llama tan bonita que son tus palabras.
    Por cierto como hago para seguirte la pista? intente suscribirme pero no encuentro cómo?

    Un abrazo 😉

  5. Flori, gracias! He vuelto a mi blog para escribir el cuento de Navidad. Durante la fiestas voy a estar poco conectada a la red. Cuando pasen, a mediados de enero, pienso volver a mi blog y escribir regularmente. Si quieres, entonces, enlazamos nuestros blogs.
    un abrazo,

  6. Hermoso relato de que muchas veces los regalos más simples pueden ser un sol para el que lo recibe.
    Es el abrazo que esperan los abuelos, las caricias de los padres, las sonrisas de los niños.
    Son los cuentos de los amigos. Es tu cuento y para mí un regalo.
    Querida Anne, yo solamente traté de convocar al pedido de Sendero, así que los que te lean a colaborar, a ser felices leyendo.
    Un fuerte abrazo.
    Hasta pronto.

    • stella, gracias! Me alegro que te haya gustado mi cuento ya que eres la organizadora del evento. Deseaba comunicar en mi pequeño relato el hecho de que las cosas más simples nos pueden llenar de ilusión y despertar nuestra imaginación. En cuanto al cariño, si no impregna el regalo más lujoso, este último se convierte en mercancía.
      Un abrazo, querida Stella y gracias por reunirnos de nuevo a todos.

  7. Me has emocionado mi querida Anne ¿Sabes porqué? Por el detalle de la dedicatoria. He pensado mucho en Ernesto y para mí resultó un duro golpe. Me parecía casi ilógico sentir algo así por una persona que tan solo conocía a través de los comentarios que nos enlazábamos. No sé, todavía no puedo explicármelo.
    Tu cuento, como toda tu escritura es como un lienzo lleno de colores y aromas, uniendo de manera exquisita, sentimientos y emociones dejando el alma en cada una de tus palabras.
    Te deseo una hermosa Navidad, Anne, tan hermosa y dulce como esta fábula tan bien descrita.
    Un cariñoso saludo.

    • piper,qué ilusión! nos volvemos a encontrar por Navidad!
      Te agradezco el comentario de corazón, es muy hermoso y me siento halagada… no lo voy a negar! Espero que te unas a la iniciativa, una forma de recordar a Ernesto. No lo conocíamos en carne y hueso pero sí a través de sus entradas y comentarios. Era un hombre culto y generoso, un ser humano íntegro y así lo percibíamos.
      Te deseo un Navidad muy feliz y te mando besos y abrazos!
      P.S. cuando hayas escrito el cuento… lo doy por supuesto, si eres tan amable me dejas tu enlace en los comentarios… por pedir que no quede!

  8. Qué bonito. Me gusta la navidad y más aun los cuentos navideños. Pero éste tiene otro encanto más, que no es el clásico cuento que podríamos encontrar en las tiendas o en televisión. Por eso, sobre todo, te doy mi enhorabuena.

    La descripción al inicio del relato me ha recordado a cuando encontramos un objeto que nos deja deslumbrados por un encanto o una belleza que solo nosotros podemos verle. Lo que para Liv son las flores de hielo o una naranja para mi han sido cajitas con diminutos tesoros que coleccionaba de niña, o el acariciar al perro de mi abuela y sentir su ronroneo…

    Feliz navidad a ti también Anne. Espero que tu cierre haya sido bueno, pero egoistamente me alegro de la vuelta.

    Postdata . Increible Munch

    • auniveaudelamer (qué nombre más largo!)…gracias! Escribí el cuento ayer por la tarde, pusé en él empeño y corazón. Veo que a ti también te gustan los tesoros diminutos, que, si sabemos mirarlos con atención, explotan como fuegos de artificio! Me sigue pasando…aunque no soy ninguna niña!
      Porque no te animas y escribes un cuento, una anécdota, lo que sea! Feliz Navidad…y espero tu cuento! Si lo haces me pones tu link en los comentarios.
      Abrazos!
      P.S. Increible Munch! He visto su exposición en Paris, es impactante.

  9. Pingback: Polvo de estrellas, en Navidad. | La Sinfonía de la Vida

  10. ¡El listón está muy alto! fueron tus palabras, pero compruebo, al leer tu cuento, que has saltado con soltura el listón y nos has dejado una bella historia llena de emoción y de amor, de sueños y realidades.
    Querida Anne como añoraba tus palabras. Espero y deseo que pronto estés con nosotros otra vez.
    Eres tan cálida y brillante como el sol de Munch.
    Un fuerte abrazo y FELICES FIESTAS

    • Mercedes, me reafirmo en lo del listón muy alto! He escrito mi cuento con ilusión, ingrediente muy navideño! Agradezco tus palabras aunque estoy a años luz del sol de Munch… no te puedes imaginar el impacto que causa este cuadro! Te encantaría.
      Te mando un abrazo y te deseo unas muy felices fiestas.

  11. Pingback: Mercedes Molinero

  12. Pingback: Cuento de Navidad « Concha Huerta – Arte y cultura

  13. Que bonito este regalo que nos brindas y ese recuerdo a Ernesto el amigo que aun sigue en nuestro recuerdo. Me encantó el cuadro de Munch y la ilusión de Liv ante una naranja, un regalo sencillo y entrañable alegoría de lo que debería ser un buen regalo navideño. Yo también me sumo a esta iniciativa del cuento navideño. Te dejo el enlace. http://conchahuerta.com/2011/12/16/cuento-de-navidad
    Un abrazo navideño

    • Concha, deseaba escribir un cuento donde el regalo, fuente de ilusión, no dependiera del dinero. Una buena alegoría para una niña del norte de principios del siglo XX. El cuadro de Munch es una explosión de luz, es digno de ver. Me alegro que te sumes a la iniciativa! Gracias por el enlace.
      Un abrazo navideño de tu compi de pupitre!
      P.S. Todos nos acordamos de Ernesto, es una alegría comprobarlo, verdad?

  14. ¡Qué agradable reencontrarte en tu blog, Anne! Y además con esa sensibilidad para dar todo el valor a las cosas sencillas, esos regalos que yo también recibía en mi infancia… ¡hasta que llegó el tren eléctrico! Te aseguro que no lo aprecié tanto como aquellos carricoches hechos de madera sin pintar en los que podía depositar mi imaginación, o el frágil patinete de madera, al que había que clavar de nuevo una rueda casi cada día para que continuara funcionando..
    La niña Liv, sin duda, fue la primera propietaria del “Sol” de Munch…
    Gracias por este hermoso regalo, con mis mejores deseos para la Navidad y, sobre todo, para el porvenir.

    • Albert, a mi también me da mucha alegría volver a mi casa bloguera y encontrarme con todos vosotros! Me encantan tus recuerdos navideños…te veo arreglando el patinete, clavando la rueda, pequeña íncognita díaria.
      Espero de corazón que la niña Liv (elegí el nombre por Liv Ullman, actriz fetiche de Bergman, me encantan los dos!) haya visto el sol de Munch en todo su esplendor. Me consta que el niño Albert lo debío de ver muchas veces en sus juegos.
      Gracias a ti, Albert, por hacerme partícipe de tus recuerdos infantiles.
      Te deseo una muy feliz navidad “envers et contre tout”!

  15. Qué bonito Anne! y qué bueno volver a verte 🙂
    Me ha encogido el corazón este cuento. Volver a dar un paso atrás en el tiempo y recapitular tantos momentos entrañables de la infancia. La Navidad, es para compartir, para añorar..y para soñar, como lo hizo esta niñita en un abrir y cerrar de ojos..se dejó llevar a un mundo cálido y repleto de colores alegres…que le llenaban de vida.
    Simplemente me ha encantado …
    Me parece una idea estupenda enlazar esos cuentos navideños. Me pasaré tranquilamente a disfrutar de ellos..
    Feliz Navidad amiga, y próspero año nuevo!

    • Niña dorada, muchas gracias por venir y comentar! Me alegro que te haya gustado la niña de mi cuento…creo que haríais buenas migas!
      Por cierto deberías de participar con una foto, una tarjeta navideña, lo que sea… no me seas remolona, niña dorada!
      Felices fiestas!

  16. Otra cosa que nos une en cuanto a gustos personales, Anne: yo también he sido y soy un admirador de Bergman, de quien he aprendido mucho. Algún día tendremos que hablar también de eso, pues sus películas fueron un gran referente para mí, sobre todo en los años 80.

    • Albert, a mucha gente le aburre Bergman, por la “lentitud” de su cine. A mi esta lentitud me da tiempo a pensar, soy muy lenta de reflejos!, y a sentirme parte del entorno creado por su mundo interior y exteriorizado por su ojo creador. Somos unos bichos raros!…y a mucha honra!

  17. Seguro que Ernesto, donde está, agradece este bonito relato tuyo. Estáis poniendo el listón muy alto, Anne. Este año, creo que no me voy a sumar a la iniciativa. No sé, no lo veo claro. En fin… En cualquier caso, como ya he dicho en otro blog, me alegra que el espíritu navideño se esté adueñando de la blogosfera.

    • zambu,no me seas remolona! Escribes muy bien y no tiene porque ser el típico relato de Navidad. Podría ser lo que te hace sentir la Navidad. Puede ser melancólico, puede ser lo que quieras que sea. Pero te tiene que apetecer. Un beso

  18. Anne
    obrigado por este “regalo” no meio do teu silência nesta época de Natal. A imagem da laranja como fonte de luz é muito bem aproveitada.. Já Prevert a usou num poema inesquecível sobre o amor .
    FELIZ NATAL

    • minicarver para un niño de tu cálida tierra lo exótico, lo que le haría soñar, serían unos copos de nieve!
      Un abrazo navideño desde Madrid donde hace frío.

  19. Agradable sorpresa por partida doble: ver que has vuelto a publicar en tu blog y el hermoso cuento.
    A veces nos sorprendemos que cosas sencillas que damos por cierto que todos conocen son una sorpresa para muchos, como las naranjas. Y dan como fruto una hermosa historia como esta.

    Salut
    PD: ha sido un acierto volver a organizar lo de colgar cuentos o relatos por Navidad.

  20. Pingback: Hacia la Navidad « Zambullida's Blog

  21. Micromios, este año ha sido Stellamantrana la que ha vuelto a unirnos para escribir estos cuentos de Navidad. Se lo agradecemos.
    Nadie como tú para sacar hermosas historias desde lo cotidiano!
    Espero con impaciencia tu cuento!
    Un abrazo navideño,

  22. Pingback: -A tiempo- « Micromios Blog

  23. Pingback: Christmas dreams « auniveaudelamer

  24. ¡Feliz Navidad, Anne!

    Me voy poniendo al día de todas las entradas que tengo atrasadas. Apenas tengo tiempo de nada más. Además, este año la Navidad me motiva bastante poco. Cosas de la crisis. Pero eso no me impide desear lo mejor para todos vosotros.

    Saludos y deseos de que vuelvas pronto “del todo”.

    • Feliz Navidad, Alan! Entiendo perfectamente que no tengas ni tiempo ni ganas de escribir un cuento de Navidad, pero me da pena porque estoy segura que hubiese sido muy divertido.
      Un abrazo navideño.

  25. Refugiarse en la navidad siempre es grato. Hoy he decidido que empezaba para mí. Escribo desde una noche lluviosa y vengo a refugiarme en tu cuento. Aquí me quedo hasta que escampe.

    Feliz Navidad

  26. Anne, apenas ahora puedo leerte con calma. Que bello homenaje le has hecho e Ernesto. En el un homenaje a la escencia de la navidad, de lo simple, de lo sencillo. Las flores de hielo (que no conozco, pero que imagino y que ahora se abren poeticas con sus petalos escarchados, llenos de significado). Espero que celebres estos días y que seas feliz.
    Un abrazo grande y navideño.

    • Querida Ana Maria, feliz navidad…con retraso! Gracias por tu comentario y al igual que tú pienso que la esencia de la navidad está en lo sencillo y en el cariño.
      Un abrazo…post navideño!

  27. Querida Anne:
    No quiero que pase este día sin que te llegue mi recuerdo.
    Te deseo lo mejor para el próximo año, que tus sueños se conviertan en realidad, y que podamos seguir compartiendo este maravilloso espacio.
    Un cariño abrazo.
    Mercedes

  28. Me ha gustado tu cuento lleno de imaginación y de energía ,la verdad que casi me imagino la naranja dando vueltas y convirtiendo la habitación fría y triste en un lugar lleno de vida color ,olor y de creer que querer es poder,pues tu de la nada has creado una historia positiva,espero que en este año que empieza esa creatividad no te abandone y que resurjas de ti misma con más fuerza y energía,bueno te deseo lo mejor ,y que no te abandonen las ganas de seguir con el blog,yo con el mi he estado tentado de cerrarlo,pero pienso que como no pide pan,para que,pero si es verdad que las ideas se te acaban y no sabes casi ni de que hablar y la gente la mayoría,te hacen una visita de cumplido pero te dejan igual,por eso aveces cuando no te aportan mucho te desmoralizan y piensas para que seguir,pero bueno siempre llega alguien que te aporta un poco de oxigeno que te invita a seguir,bueno te deseo que tus deseos se cumplan y que no abandones.

    • guelgar, me alegro que te haya gustado mi cuento color naranja. Llevo con mi blog tres años, no lo pienso dejar, ni he dejado de escribir, lo único es que me apetecia cambiar un poco de aires, dar libertad a mis ideas. No te desanimes con tu blog, es un medio que te permite que te lea mucha gente y muy dinámico. Cierto es que no me gustan los comentarios hechos por cumplir, como obligación. Afortunadamente, muchos no son así. Te mando un abrazo y te deseo un muy feliz 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s