“En nuestra vida hay un solo color. Es el color del amor”. Marc Chagall. 1)

Promenade, Marc Chagall, 1918.

La lluvia dice que no es primavera
los periódicos afirman que es invierno
la pobreza tendida al ras del suelo lo confirma
los perros errantes esconden el hocico
bajo unos harapos orlados de negro
donde el mundo ulula su miedo y su desamparo.

Pero tú y yo, amor, vivimos en verano
la ciudad se despereza en verdes praderas
el samovar humea en el corazón de las amapolas
el cielo tiene la transparencia del rocío
mi vestido ondea como estandarte
en el desliz lila de las noches blancas
primavera violenta y tierna que en mí renace.

27 pensamientos en ““En nuestra vida hay un solo color. Es el color del amor”. Marc Chagall. 1)

  1. Versos que rematan con un lirismo intenso. esa aureola de libertad que se establece en el ondear del vestido y esa intensidad que define muy bien la primavera interior… excelente querida amiga un beso rub

    • rub, no sé como andáis de ánimo en Méjico, pero aquí en Europa está todo el mundo tan desmoralizado que he decidido escribir poemas de amor! He decidido ser lírica, romántica y tener fe en el amor y en la vida… soy un poco contreras!
      Gracias rub, un abrazo.

    • Ana Maria, lo que hay seguro son estaciones del alma, del estado de ánimo. Muchas gracias Ana Maria por tus palabras, te mando un abrazo

    • Anita, me hace gracia, porque aquí predominamos las Anas! Sabes que te digo: delante de tan negro panorama he decidido ser, o mejor dicho, intentar ser, optimista. Mola un montón escribir de forma alegre. Un abrazo, Anita.

  2. Anne, hay que pasar a la oposición: oponer los colores alegres al negro, oponer el optimismo a los malos presagios, oponer la poesía a los temores, oponer la alegría a las caras largas, oponer Chagall al gris sucio de las calles. Oponer el amor, siempre el amor, a quienes destruyen, matan, aterrorizan, mandan sin saber mandar, roban tecleando ante los ordenadores, intentan que perdamos la esperanza. Chagall fue un judío que se unió a la Revolución y luego se opuso a ella, desengañado, con los colores vivos y alegres y la fantasía como armas: has elegido muy bien al artista, amiga sensible y resistente. Me gusta el poema.

    • Gracias Albert! Has escrito todo lo que deseaba expresar! La poesía como forma de resistencia, este es nuestro lema! Y no he elegido Chagall al azar, conozco muy bien los pormenores de su vida y siempre lo he admirado por su forma de enfrentarse a la desgracia, por lo menos pictóricamente hablando. Pienso seguir su ejemplo…dentro de mis modestas posibilidades! Gracias Albert! Un abrazo.

  3. Es un precioso poema que, como tú dices, mola un montón.
    También leo que, por tan negro panorama europeo, vas a intentar ser optimista, me alegro profundamente, si no intentamos superar estos momentos, aunque sólo sea anímicamente, nos vamos a hundir.
    Un cariñoso abrazo, Anne

    • Mercedes, tú eres la primera en dar el ejemplo. Siempre tan divertida y alegre. Te admiro un montón por ello… y por tu escritura. A ver si es verdad, a ver si entre blogueros nos animamos con nuestros relatos, poesías, etc… para superar estos difíciles momentos!
      Un abrazo alegre, querida Mercedes.

  4. Anne
    a inocência, quase irresponsabilidade em Chagall é uma lição de esperança e um sopro de ânimo bem necessário hoje em dia. Eu que escrevi algumas vezes que os teus temas mais comuns são tristes e desesperançados, alegra-me sentir-te com esta capacidade de alegria e renovação. Contente por ver-te seguir esse caminho.
    Um abraço

    • xico, aunque no lo parezca soy una mujer alegre! Pero, en general, me parece que cuando te esfuerzas en escribir de forma, digamos “literatura”, tienes que ahondar en el lado oscuro de la vida. Ahora bien, si tuviese facilidad para escribir en clave de humor… nada me gustaría más! Pero no sé!
      Te mando un abrazo… alegre!

  5. Cuando la cruda vida diaria nos explota en la cara, nada como el amor y la alegría por la vida. Un poema y Chagall, son vitaminas para estos tiempos. En México nos hacen falta más poemas y más Chagall también. saludos

    • minicarver, el mundo está revuelto y, yo por lo menos, me siento manipulada como una marioneta. El arte me ayuda a sentirme más libre, más humana y a escaparme de esta cruda realidad a la que aludes.
      Un abrazo,

  6. Ains, qué bonito y romántico Anne…y es que cuando florece el amor, siempre es primavera porque lo ves y lo vives todo tan intensamente que los días se pintan de todos los colores.. 🙂
    Un besito muy grande…muak!

    Me voy corriendo a leer la segunda parte jiji..

    • El amor es una potente arma de salvación en este mundo que nos enloquece, un arma que más que arma es un lápiz de colores.
      Un abrazo!

  7. Pingback: Sobre la ciudad (Marc Chagall, 1924) | Fragments de vida

    • Javier, divertida reflexión! Hay que tener mucho talento para escribir un poema culebrón y que los lectores se enganchen!
      Te agradezco que los compartas en tu blog. Me hace ilusión.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s