Diario de Ana A. 12 de julio del 2013.

EPV0088 copia

Si la reencarnación existiese ¿que desearía ser? escribe Ana A.
Una amapola. Roja, roja. Cuatro pétalos, más delicados que la seda más fina, engarzados sobre un talle erecto. Un botón negro a modo de corazón. Abrirme con el amanecer, resplandecer bajo el sol, amarlo con locura. Quemarme a lo bonzo. Y cuando las sombras se alargan hasta abarcarlo todo, disgregarme , diseminarme sobre la tierra, sembrar mi simiente, regresar a lo más profundo, ser humus. Oler a vida en su espera.
Y quizá, prosigue Ana A, la contemplación de mi sencilla hermosura haya hecho feliz a alguien lo que dura un momento. Donarse al otro sin pedir nada a cambio, es una cualidad muy floral, reflexiona Ana A. Roja, roja amapola.

Emil Nolde - Garden - Tutt'Art@ (27)

Emil Nolde. Amapolas rojas, rojas.