Ciento cuarenta tweets de amor y un mail desesperado. 19/11/12.

 

 

 

 

Te proyecto desnudo

 

sobre mis párpados,

 

suspiros de espera,

 

penumbra de terciopelo,

 

en el entreacto de mi boca.

 

 

 

 

Mi pelo es tu estela,

 

tu deseo es el viento

 

donde ondean mis caderas,

 

bandadas de pájaros,

 

volando hacía el núcleo .

 

 

 

 

¡Oh! centro de galaxias,

 

años luz en la vía láctea

 

¡Oh! tamiz  alado de tu presencia.

 

 

 

 

¿Qué has hecho, amor,

para plisar mi corazón

en los enredos de tu alma?

 

 

 

 

Un estallido,

una luz blanca,

tensa como un arco,

y un caída entre plumas

sobre un nido de musgo,

blando, blando, blando

 

 

 

 

Debajo del abrigo,

debajo del jersey,

debajo de la camiseta,

debajo de mi piel,

hace mucho calor.

Vaivén  de mariposas,

él de tus manos aladas,

tatuadas de luz.

 

 

 

 

Te desmayas dentro de mis ojos,

y, jovencita en flor,

me abro a la sombra de tus palabras.

 

 

 

 

En tu espalda

descifro mi nombre,

y, con mis uñas,

grabo el tuyo.

Ajuar de mi sangre

 

 

 

 

Eclipse de luna es tu ausencia,

languidez de mis sentidos,

la de mis ojos cercados

por un ramo de violetas, que,

sobre mi vientre dibujaste.

 

 

 

 

El mundo se acaba.

Rascacielos de tristeza borran el día.

Tu teléfono no responde.

 

 

P.S. Todas las fotografías son de Imogen Cunningham.