Juanjo Fernández, fotógrafo. Vivimos como soñamos: Solos.

Adolfo Suárez.  Fotografía Juanjo Fernández.

El relato que sigue está inspirado  en la exposición de fotografías que  presenta Juanjo Fernández en el Ateneo de Madrid, calle del Prado 21, hasta el 16 de octubre. Vivimos como soñamos: Solos.  Es mi pequeño homenaje a un gran fotógrafo y a un amigo entrañable.

¿Y si la vida no fuera más que una plaza circular? Una plaza abarrotada por millares de átomos que se unen y desunen, se integran y  desintegran como partículas de polvo en suspensión. Una plaza como lugar común para vivir la experiencia, nada común, de cruzar un escenario alumbrado con potentes focos y acordonado por un patio de butacas donde flotan  sombras que se cuelan por los soportales para poblar nuestros sueños.

A veces un ruido de cerrojos nos llena de espanto, o peor aún, el silencio en medio de la multitud.

Miramos a nuestro alrededor, todo sigue su curso, la gente nos rodea, nos empuja, nos obliga a seguir. Una escuadrilla de polillas aletea en nuestro estómago, sensación de miedo atroz que, por otro lado,  no puede ser más que virtual, ya que en el mismo instante del ruido y del silencio, estábamos bailando un vals sobre una pradera de tréboles de cuatro hojas, borrachos de amor, de amistad y de esperanzas.

La escuadrilla de polillas que aleteaba en nuestro estomago corta el cielo con sus alas de acero. Devora nuestros recuerdos. El castillo de naipes se derrumba. Avanzamos entre nuestros escombros, la rigidez de nuestras mandíbulas nos tiraniza de tanto apretarlas para no dejar escapar ningún grito que pudiese delatar la ruina de la carcasa.

Nos obligamos a reiniciar un presente donde poder caminar. Un presente blando como los relojes de Dalí donde moldeamos un pasado al cual nos agarramos, por muy escurridizo que este sea, hasta que una borrasca nos lleve fuera del escenario, en la inmaterialidad compartida de los sueños.

Un mendigo. Fotografía Juanjo Fernández.

Vivimos como soñamos: solos. 

Espacio Prado, Ateneo de Madrid

Calle Prado 21

Entrada libre. De lunes a viernes de 17 a 20.00 horas.

Del 1 al 16 de octubre de 2011