Cuando el desamparo se adueña de mi pulso.

1240473_897493566948054_2268950937748429911_n-1

Fotografía Brett Walker.

 

Cuando el desamparo se adueña de mi pulso,

cuando mi corazón, de tan frío, se cristaliza,

cuando mis sueños se deshilachan en harapos,

cuando ya no soy más que abstinencia de futuro,

sombra de sombras, por tu sombra, viva,

podrías dejar de enredar los harapos de mis sueños,

acunarme suave en tus brazos como una niña chica,

susurrarme certezas de cielos, dibujarte contornos,

volverte preciso, real, tangente, movimiento y risas,

tú que me costaste la vida de querer alumbrarte,

mismo latido de sangre, idéntico espasmo de luz,

tú que te paseas y te fraccionas en la niebla

de mi cristalino, noche de espejos rotos

en el furor de mis ansias por apresarte,

retenerte, tú que solo existes en la orfandad de mi misma

y en estos harapos de sueños que el tiempo desteje.