Muito obrigado, gracias, merci, amigo xico.

Fotografía Álvaro Sánchez- Montañés.

Xico, apreciado lector de mi blog, al que no tengo el placer de conocer personalmente, pero al que me da la sensación de entender más que a muchas personas a las que frecuento en la vida real, ha tenido la gentileza de traducir uno de mis poemas a su idioma, el portugués. Una sorpresa que me llena el corazón de ilusión y alegría. Como xico es un gran conocedor de mi idioma materno, es un placer para mí traducirle mi poema al francés como muestra de agradecimiento.

Muito obrigado, amigo xico.

Anne

Habías atravesado el desierto,

no lo sabías.

Bajo tu camisa,

tu torso estaba cubierto de llagas,

no las veías.

No sentías ni sed ni hambre.

Te ofrecí el agua de mis labios,

la carne de mi cuerpo.

Me atravesaste como tu desierto,

sin sentir, sin pensar, sin saber,

pisoteando la arena que ahora me ciega.

.

.

.

Atrvessaste o deserto

e não o sabias

Sob a camisa

teu peito era uma chaga

e não a vias.

Fome e sede não sentias

Ofereci-te a água dos meus lábios

entreguei-te a carne do meu corpo

percorreste me como teu deserto

sem sentir,sem pensar,sem saber

pisando a areia que hoje me cega.

.

.

.

Tu avais traversé le désert,

tu l´ignorais.

Sous ta chemise,

ton torse était couvert de plaies,

tu ne les voyais pas.

Tu n´avais ni soif ni faim.

Je t´offris l´eau de mes lèvres,

la chair de mon corps.

Tu me traversas comme ton désert,

sans rien éprouver, ni songer, ni comprendre,

écrasant le sable qui maintenant m´aveugle.