Primavera mía. 13/05/2013

1

Patricia Robert Smith.

 

Este deseo irrefrenable de ser primavera

hoja de savia

penumbra de musgo

 

azul

 

fragancia

flor de castaño

opulencia de sentidos

 

ráfaga de luz

olas chispeantes

playa donde tumbarse

bajo los adoquines.

 

Este deseo irrefrenable de empujar de nuevo

el portón de la inocencia

y, entre campos de amapolas,

ceñir mi cintura de un atardecer oriental

serpiente enroscada en mi ombligo

donde ondea el trigo y nace la tormenta.

 

Primavera mía,  divina opalescencia.

¿Recuerdas?

537256_257629051035081_1160091748_n_high_1359536292.37

Fotografía Patricia Robert Smith.

Cuando te conozca

beberé la espuma de los días

en la comisura de tus labios

me volveré ciega de observar con lupa

la evanescencia de tus poros,

espejos cincelados de mi piel,

sentiré, tiernamente asida a tu cuello,

el alba despuntando en el pozo de mis pupilas,

canales de niebla convergentes… Venecia en tus venas…

promesas bajo  el puente de nuestros párpados,

suntuosa cadencia de remos,

nuestra sangre desbocándose

al borde del abismo

alas de vida en la cintura

transparencia de opalina

remolinos de seda

orlados de suspiros

analfabetos y tibios…

tan tibios… ¿Recuerdas?

…Tanta tanta dulzura…

¡Di! ¿ Recuerdas?