Desde Estocolmo con amor. 14/01/2010.

Bertil Vallien

A veces los días perfilan pesadillas inacabadas. Terremotos inmóviles, incoloros, inodoros. Absolutamente inadecuados.

Ganas de escapar en un velero retenido por el hielo.

Naturalezas muertas y naufragios presentidos.

Pisadas silenciosas contenidas tras una balaustrada.

Y rompiendo el silencio, un graznido rasante y negro.