¡Feliz primavera!

Le baiser du marché. Robert Doisneau.

 

Me habla de amor

como quien habla de mecánica.

Un amor geométrico,

un amor al ras del suelo,

lavado, planchado y guardado

hasta el próximo uso

en el cajón de los pasos perdidos.

De mente poco cuadriculada,

a la sombra de un almendro en flor

columpio mi deseo entre sus pétalos,

 embriagada por los filtros  del amor

elaborados  allí  arriba, en el cielo

 de mi cerebro donde reina la desmesura.