Soliloquio en blanco y negro. Poesías publicadas en español y en francés. Sexta entrega.

 

Portada Juanjo Fernández.

 

 

Me ahogas, el tiempo se sofoca.

Hace calor bajo tu mortaja.

Me lames como  un perro.

Te ladro,

no entiendes nada,

no oyes nada.

Mi cabeza te niega,

mi cuerpo se retrae, lo bloqueas.

En la nada de tu muerte, exiges

que te moldee como arcilla

en el torno de mi vientre.

Tus costillas se atornillan a mi pecho,

un agujero fétido oprime mi boca.

Un grito me despierta.

Detrás de la luz, tus fauces abiertas,

me queman como antorchas.

 

 

 

Olvidar el encierro,

el olor a naftalina,

la hipnosis de las agujas.

Dejar de pisotear

el horizonte pelado

de la punta de los zapatos.

No esconderse más en la oscuridad,

dejar de rozar sus paredes,

no frotarse más a sus larvas.

Dejar de temblar de frío,

arrancar los clavos,

abrir la tapa a puñetazos,

oler la vegetación, y, como ella,

sobrevivir, blindada de indiferencia.

 

 

 Edward Munch.

 

 

Tu m ´étouffes , le temps s´essouffle.

Il fait chaud sous ton linceul.

Tu me lèches comme un chien.

J´aboie,

tu ne comprends rien,

tu n´entends rien.

Ma  tête te nie de gauche à droite,

mon corps se rétracte, tu le bloques.

Dans le néant de ta mort, tu exiges

que je te modèle comme de la glaise

au tour de mon ventre.

Tes côtes se vissent à mon torse,

un trou fétide opprime ma bouche.

Un cri me réveille. Derrière la lumière,

ta gueule s´ouvre et me brûle comme une torche.

 

 

 

Oublier la réclusion

l´odeur à naftaline

l´hypnose des aiguilles.

Arrêter de piétiner

l´horizon pelé

du bout de mes chaussures.

Ne plus chercher l´obscurité des caves,

ne plus raser  leurs  murs,

ne plus me frotter aux larves.

Arrêter de trembler de froid,

arracher les clous,

ouvrir  le couvercle avec les poings

sentir la nature, et comme elle,

survivre,  blindée d´  indifférence .

 

 

Soliloquio en blanco y negro. Poesías publicadas en español y francés. Primera entrega.

Esta primavera escribí un libro de poemas bilingüe  (español/ francés) titulado “Soliloquio en blanco y negro”, “ Soliloque en noir et blanc”. Me hacía ilusión editar unos ejemplares para regalar a familiares y amigos. Cosa que hice.

Ahora  me agrada compartir este libro de manera virtual con los que acostumbráis leerme.

En “Soliloquio en blanco y negro” he querido dar voz al dolor de una mujer que pierde al hombre al cual ama con pasión. He procurado reflejar el golpe seco, el desgarre producidos por una muerte súbita, con unos versos despojados de todo adorno, morbosos como suelen ser las pesadillas en tales circunstancias. Pesadillas, que, al discurrir el tiempo, se van mezclando con recuerdos más amables, casi siempre carnales (creo en la fuerza de sus ataduras). Dejando, al final del libro, una pequeña ventana abierta a la esperanza. Este era mi propósito, espero haberme acercado a él.

Doy las gracias,

a mi amigo Juanjo Fernández, fotógrafo de talento, quien diseño la portada del libro, tan elegante como sobria, tan en consonancia con mis versos. Juanjo tuvo la gentileza de dar a conocer algunos de mis poemas en su blog  http://www.jofzblog.com/2011/09/la-ventana-de-anne.html

a mi amigo Albert Lázaro Tinaut quien, aparte de brindarme sus consejos tan sabios como cultos, me  hizo el honor de escribir  una soberbia presentación en su blog,   http://transeuntenorte.blogspot.com/2011/09/la-doble-y-sin-embargo-unica.html,   tanto de mi persona como de mi poemario.

y por último, a Concha Huertas quien, como buena amiga y compañera de pupitre, me dedicó un post absolutamente entrañable    http://conchahuerta.com/2011/10/08/el-sueno-de-anne/ .

Reitero mis agradecimientos a los tres, así como a todos los que tenéis la generosidad de dedicar algo de vuestro valioso tiempo a leerme.

Solo me queda hacer una pequeña aclaración, ¡El libro no es precisamente voluminoso y como lo voy a dividir en fragmentos cortos, para no aburriros demasiado, os iré robando vuestro tiempo con parsimonia, el oro, siendo más que nunca, un valor en alza!

P.S. presentaré cada  poema en sus dos versiones, la española y la francesa.

El bufido de tu muerte

me escarba bajo el asfalto,

y hiela mi cuerpo

en el vacío del  abrigo.

Con sus dedos de acero

martillea la farola

y con su daga

atraviesa mi espalda.

La calle se derrumba

me trago sus esquirlas,

la nada en la boca,

y tú, cosido bajo mi piel.

Mi alma se hunde a la sombra de  tu cruz,

mi cuerpo anclado en el fondo del ataúd.

Versión Francesa.

La gueulante de ta mort

m ´enfouit  sous  l´asphalte

et gèle mon corps

dans le vide de mon  manteau.

Avec ses doigts d´acier

elle martèle le réverbère

et avec  sa dague

me transperce le dos.

La rue  s´effondre

j´avale ses gravats

le néant dans la bouche,

et toi, cousu sous ma peau.

Mon âme s´enlise à l´ombre de ta croix,

mon corps ancré dans le fond du cercueil.