Esplendor en la hierba.

 Helmut Newton.

 

Cuerpo columpiándose, quietamente, de un lapso de tiempo a otro.

Cuerpo con curvas de deseo, ingrávido como las horas cuando se enredan.

Cuerpo que se pierde en meandros de sensualidad, de caricias rememoradas y repetidas hasta perder el aliento. Suave y potente letanía.

Cuerpo suspendido en el recuerdo, caja blanda de añoranzas, tensa de anhelos.

Cuerpo lleno de susurros. Boca seca de invocar un nombre hasta morir de sed.

Cuerpo ofrenda que se deja penetrar por el olor de la hierba, por su densa humedad, cuerpo que se deja embriagar por el perfume de las rosas, por su tacto aterciopelado. Otro tacto, otro terciopelo retenido en los pliegues de los labios.

Cuerpo felino, dulzura de gata, fastuosidad de la piel, necesidad de ser acariciada, de no pensar, de vivir la eternidad del momento runruneando.

Dolor exquisito de la espera, hermoso latido de sangre  en la yugular, raíces expansivas de ninfeas en las arterías, flores en la mirada a la deriva,  intenso deseo de ser amada.

19 pensamientos en “Esplendor en la hierba.

    • mercedes, he intentado ceñir mis palabras a la foto, o mejor dicho a lo que me inspira.
      Un abrazo, querida mercedes

  1. Anne
    gosto de “Boca seca de invocar un nombre hasta morir de sed”. Gosto da tensão de desejo no que escreveste. Não gosto deste corpo. È um corpo muito trabalhado, não é um corpo com a beleza e o desgaste de quem se usou e gostou de ser usado. É preciso sentir a carne desejada, não o plástico (ou o que seja) a impor-se como argumento…”Sei os teus seios, sei-os de cor”: Quando assim é, tem de se ver que foram percorridos…amados.
    Um abraço

    • Margarita… belleza exterior que muchas mujeres que no la poseen, la adquieren en el acto de desear (una aureola). Gracias!
      Un abrazo, doradita.

  2. Bella estampa de mujer, solamente abrigada de la espalda. Una rosa ladeada y la otra tensa, retadora y con un boton pezonero que es una caricia para el viento. Nuestra amiga Anne nos obsequia un cuerpo poético que se sumerge en el pensamiento, en el alma y también en la humedad de sus labiios. Gracias por compartirla querida compañera de letras… un placer leerte un beso y un abrazo Rub

    • rub, bella imagen donde has captado la esencia de la rosa que se inclina… una bella metáfora! Me estoy reconvirtiendo en buscadora de tesoros… es muy entretenido… google es una mina!Gracias, rub, un abrazo.

  3. Captar la voluptosidad en una imagen y explicarla con palabras es muy difícil pero como se ve aquí y se lee, no es imposible. Hermosos los dos ejemplos.
    Evocador título.
    Salut

  4. Soy consciente que Helmut Newton retrataba mujeres muy bellas, mujeres “estampa” que no coinciden con mujeres reales… menos en la actitud de espera, de deseo (sublimada en esta foto)… pero vivimos en un mundo que se está volviendo tan curte que reivindico esta belleza de la espera para todas las mujeres del planeta de cualquier raza, edad y condición!
    Un abrazo, xico… y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s